Blogia
Cosas que (me) pasan

Jingle All The Way, El regalo prometido (1996)

Jingle All The Way, El regalo prometido (1996)

En Diciembre no sólo contamos los días para que se acabe el año, también es época de Navidad, cenas familiares y los tan populares  regalos!!!

Y de eso es lo que trata Jingle All The Way (1996), cuya traducción sería Cantando todo el camino o Cantando de todas maneras, pero que conocimos aquí como El Regalo Prometido.

En este film, dirigido por  Brian Levant, en el que se mezcla dos populares géneros como son las pelis de navidad y superheroes, Howard Langston (Arnold Schwarzenegger) es un esposo y padre, quien a pesar de amar a su esposa e hijo, a menudo  los descuida por estar inmerso en su trabajo (típico de la sociedad norteamericana, por estar haciendo dinero, los padres no pueden pasar mucho tiempo con sus hijos).

Queriendo resarcirse con Jamie (Jake Lloyd, Anakin Skywalker en La Amenaza Fantasma), su hijo de 8 años, por haber llegado tarde a su "graduación" de cinturón morado, Howard le pregunta que desea de regalo. Ante la insistencia de su padre, Jamie le pide un muñeco de acción Turboman (que no viene con las pilas incluidas), protagonista de su serie favorita de tv. La cual hemos observado en la escena inicial, en la que este heroe (mezcla entre He-Man y Rocketter) lucha contra su archienemigo Dementor (con cierto parecido a Psimon de Los Cinco Temibles) y sus cinco ayudantes (que parecen secuaces sacados de Los Power Rangers), para salvar al hijo del Presidente de los USA. 

El bueno de Schwarzenegger promete conseguírselo, sin saber en que infierno está apunto de meterse, pues además de estar agotado desde hace mucho el dichoso muñeco, deberá competir en la búsqueda del deseado objeto con el loco cartero Myron Larabee (Sinbad), quien estará dispuesto a todo con tal de conseguir este obsequio para su propio hijo. A todo esto debemos sumar la presencia Ted Maltine (el fallecido Phil Hartman) vecino de los Langston, quien ha echado el ojo a la esposa de Howard, Liz (Rita Wilson) y aprovechará la ausencia de este para intentar conquistarla.

 

 

En esta cinta aparece también James Belushi como un Papa Noel que en una divertida escena conducirá a Howard al Taller de Santa Claus, con resultados inesperados para este.

Por cierto, la siguiente escena, me recuerda mucho al final de Robocop 3, cuando este volaba sobre la ciudad con unos cohetes en la espalda ¿Recuerdan?

Así que ya saben, si quieren ver sufrir a Arnold (como sufrimos nosotros al pronunciar su nombre y peor aún cuando debemos escribirlo),  esta es tu película.

 

Punto aparte:

Deben saber que yo hago una división en la vida de Arnold, como actor (que tiene todo mi simpatía) y como político (leer más abajo).

 

 

 

 

 

 

Aquí una foto que nos descubre la verdadera naturaleza de Arnold, que salió a relucir desde el 2003, cuando fue electo Gobernador del estado de California. 

Si votas por mí, apoyaré: La pena de muerte (no teniendo clemencia para conmuntar la ejecución de Stanley ’Tookie’ Williams, nominado muchas veces al Premio Nobel de la Paz), seré la marioneta del fanático Bushprohibiré los matrimonios entre homosexuales, seré xenofóbico (se olvida que una vez el extranjero fue él).

Y lo peor de todo es que este 2006 se va por la reelección...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Anónimo -

Baa, que idiotez ese filme, chao, saludos, amigos.

Germán -

Yo realmente quisiera apoyarlo, pero él no deja de hacer méritos para recibir mi rechazo. Hasta nunca baby...

sabadiel -

apoyen a turbo(gobernador) es buenon con su chamba esperemos se le quite nomas un poco lo razista al terminator pero me gusta mas como actor cabe mencionarlo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres